Avisar de contenido inadecuado

Memorial del '68

{
}

 

¡REVOLUCIÓN!

Memorial en la entrada 

¿Qué carajos significa eso?

No lo sé, pero:

 El Memorial del '68, ubicado en el recién creado Centro Cultural Tlatelolco, bien vale una visita para intentar dilucidar esta "gran palabra perdida"... agonizante.

 Hay que decir que la exposición está muy bien montada y documentada. Es un recorrido dividido en tres: los antecedentes, 1968 y el 2 de octubre, y las repercusiones. El memorial se centra en los protagonistas de esa época, aquellos líderes y estudiantes que figuraron en algún momento, ya sea por lo que hicieron en esa época o posteriormente. Desde Luis González de Alba, pasando por Paco Igancio Taibo II y Monsiváis, hasta José Woldenberg, incluidos personajes poco conocidos.

Las paredes del recorrido tienen colgadas pequeñas pantallas con la imagen de estos estudiantes avejentados narrando sus vivencias, anécdotas y reflexiones.... Y también imágenes de aquella época que ilustran de manera cronológica los principales acontecimientos mundiales. Al mirar, no puedo dejar de sentir nostalgia... una nostalgia absurda por no haber vivido ni visto eso, pero al fin nostalgia...

Pienso en la efervesencia, en la locuacidad, en la creatividad, en la solidaridad, en la pluralidad, en las sonrisas, en el desparpajo, en la ideología y en la esperanza.... Pero ahora lo veo fríamente y me parece un poco rídiculo.  Porque no creo en la revolución y menos en las bondades que promete... Al final, una revolución es una atrocidad que revierte el orden social y después regresa a ese orden. Las revoluciones son paradójicas porque con el paso del tiempo se hacen regresiones. Y esa condición paradójica es un poco trágica. Y sin embargo, siento nostalgia.

El aura tan atractiva y misteriosa que guardan las fotografías, objetos (como recortes de periódico o carteles originales) e imágenes de esta exposición se debe al pasado, un pasado que nunca fue presente, no sé si para bien, y menos , si para mal. El tiempo está congelado en ese memorial y dan ganas de participar con los personajes de las fotos, de estar en un mitin, en un concierto de rock, echando desmadre y viviendo la liberación sexual, y sentirse "contraculturales" (el equivalente de ser cool ahora).

 ¿Y la Revolución, la Lucha, el Cambio? ¿Qué queda de todo ello?

- En mi opinión (dice el autor dizque cool): Queda el  gozo de crear, de juntarse, de hacer una "obra colectiva", de "liberarse", de enamorarse, de decir lo que se te hinche... sobretodo, de crear vínculos. Y eso se ha perdido, de ahí mi sentimiento de nostalgia.

 Creo que lo mejor que ofrece una Revolución es la creatividad efervescente, sin reparos, que produce imaginarla. Es lo que se recuerda y genera anhelo...

 La herida

Una más... Me gusta esta imagen porque simboliza la herida de nuestra sociedad, herida presente. Pero detesto la imagen de la paloma blanca como sinónimo de armonía y paz, por el simple hecho de que las palomas son inútiles y aborrecibles. Una urraca hubiera sido igual o mejor, sólo que es negra...No sé porqué asociar el color blanco con la paz, más bien me imagino ésta de color amarillo azulado... tenue.

¿Qué color debería tener la paz?

En suma, en nuestra época, la idea de revolución es una parodia... que inquieta.

¿De qué color es la Revolución...?

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Memorial del '68

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre